Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro, los otros focos rojos del repunte de COVID-19

27

noviembre

Autor: Redacción

27 noviembre.- Además de la Ciudad de México, hay otras tres entidades con una incidencia alta (por cada cien mil habitantes) en el número de personas que han enfermado de COVID-19 en los últimos 15 días. Se trata de Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro.

En el caso de Querétaro después de tener una curva hacia arriba tiene la última semana de descenso. La entidad tiene, de acuerdo a la plataforma de datos COVID de Conacyt, mil 718 casos activos. Pero es pronto para saber si la disminución se mantendrá. La prueba es que los hospitales han estado recibiendo más pacientes y ya se registra un 40% de ocupación en camas generales y el mismo porcentaje en las camas con ventilador, de acuerdo a datos de la Secretaria de Salud federal.

Habitantes de ese estado entrevistados por Animal Político confiesan que las medidas de seguridad y el confinamiento ya se habían relajado mucho. “Antes, en marzo-abril, en la capital del estado era común incluso ver a policías solicitando que no estuviera la gente en los espacios públicos o invitaban a las personas a que usaran el cubrebocas y poco a poco eso se relajó, y la gente también. Lo mismo en los centros comerciales, ya desde antes del Buen Fin, había muchas personas haciendo compras no esenciales. En los supermercados ya pasaban familias completas, aunque en la zona de fila sí pedían pasar a una sola persona”, cuenta César Andrés García, analista de comunicación y habitante de Querétaro.

Desde la perspectiva de su profesión dice que siente que ha faltado en estos días una campaña de comunicación más fuerte que sensibilice sobre el riesgo del repunte y promueva otra vez las medidas de seguridad y la importancia de estar en casa, si eso es posible.

Iker, quien solicitó no ser identificado con apellido, también es habitante de Querétaro, él trabaja en una empresa aeronáutica donde nunca pararon por ser actividad esencial, pero sí han tenido estrictas medidas de seguridad. Aunque, dice, cada vez más los empleados empezaron a tomar su rutina de acudir a trabajar a la compañía y eso no se ha modificado con el repunte.

“Está más relajado, porque antes nos pedían un porcentaje de ocupación en la empresa, obviamente con separación de los lugares de trabajo y ahorita ya casi está viniendo todo mundo, aunque venimos por turnos y se habilitaron salas de juntas para meter más gente y guardar la distancia, pero no se ha restringido más ni ha cambiado nada respecto a lo que teníamos hace tres meses”.

En los hospitales ya se siente la nueva presión, incluso en los que no son COVID, como en el que está haciendo su residencia en ginecología Martha, a quien llamaremos así porque teme represalias por parte de la institución si da su nombre real. El hospital está dedicado a atender a los afectados por otros padecimientos diferentes al coronavirus, pero eso no los ha librado de recibir a personas contagiadas o sospechosas.

“Donde estoy nos toca atender solo cesáreas, no se están permitiendo partos, porque no podemos esperar tanto tiempo y exponernos, han llegado muchas mujeres con casos sospechosos de tener COVID y no podemos arriesgarnos. En julio o agosto recibíamos tres mujeres, a la semana, con síntomas y solo una resultaba positiva, ahorita estamos recibiendo seis, el doble, con síntomas sospechosos de COVID y dos resultan positivas. Cuando ya están a punto de tener al bebé no podemos enviarlas a otro hospital, tenemos que atenderlas aquí y el riesgo para nosotros vuelve a subir”, dice la residente.

Apenas este 26 de noviembre, el gobernador Francisco Domínguez difundió un mensaje a la ciudadanía: “hemos puesto en tus manos tomar decisiones que nos lleven a evitar volver al confinamiento, pero no podemos relajarnos, no vamos a permitir que la enfermedad avance ni que disminuya el nivel de responsabilidad ciudadana”, advirtió y anunció las nuevas medidas.

“Hemos realizado más de 42 mil pruebas, en octubre alcanzamos un promedio de mil pruebas diarias de PCR y agregaremos 500 pruebas rápidas. Además, pondremos en marcha la estrategia estatal Somos Más, en esta habrá información que la ciudadanía podrá consultar para monitorear el número de casos activos, el promedio de positivos y la ocupación hospitalaria, mismas que en lo inmediato asociaremos a rangos de horarios, aforos y actividades permitidas”.

Francisco Domínguez informó que los establecimientos comerciales se cerrarán a las 20 horas, solo se permitirá un aforo de 30% y una persona por familia. También anunció que los restaurantes y cafeterías se cerrarán a las 22 horas de lunes a sábado y los domingos solo tendrán servicio a domicilio.

La venta  de alcohol en envase abierto o cerrado será hasta las 22 horas de lunes a sábado y quedará prohibida los domingos. En los espacios públicos, incluido el transporte, solo se permitirá 30% de aforo, con uso obligatorio de cubrebocas. Los eventos masivos o sociales de más de 100 personas quedan prohibidos y en las reuniones particulares deberá haber una distancia de 1.5 metros por persona.

Encuentra la nota original en Animal Político.

Articulos Relacionados

Nuevo León produciría vacunas contra covid-19

15 Enero.- Un laboratorio ruso podría establecer sus instalaciones en Nuevo León para producir...

- 15 enero, 2021

Por: Redacción

Soriana aplicará pruebas covid; su red de tiendas se convertirá en centros de vacunación

15 enero.-  Soriana hará pruebas de detección rápida de coronavirus mediante unidades móviles, además...

- 15 enero, 2021

Por: Redacción

Cienfuegos es exonerado y López Obrador ofrece mensaje

15 enero.- La mañana de este viernes 15 de enero el presidente Andrés Manuel...

- 15 enero, 2021

Por: Redacción