previous arrow
next arrow
Slider

El insecto invasor que preocupa a EEUU

6

mayo

Autor: Redacción

06 mayo.- La llegada de vespas mandarinas a la costa oeste de EEUU ha despertado la preocupación de apicultores, entomólogos, agricultores y comunidad científica.

El insecto, conocido como “avispón asesino” y procedente del este de Asia, no es solamente letal para los humanos, sino que, además, es capaz de aniquilar colmenas enteras de abejas en cuestión de horas, y puede luchar contra presas del doble de su tamaño.

Así se observa en un video que se hizo viral, donde se observan los desesperados intentos de un ratón por liberarse del avispón gigante. Durante un minuto, el roedor lucha por su vida, y trata de escapar de la vespa, que después de clavarle el aguijón, intenta inmovilizar al mamífero con sus largas patas.

A pesar de sus esfuerzos, el ratón finalmente cae exhausto en el asfalto. En los segundos finales, el insecto vuela y se aleja del lugar.

Cada año mata con su poderoso veneno a alrededor de 50 personas en el este de Asia. Además, ayudan a comprender la alarma de la comunidad científica en EEUU, que ha insistido en que la especie supone una gran amenaza para las colmenas de abejas del país.

Aunque la vespa mandarina es originaria del continente asiático, y nunca antes se había detectado su presencia en América del Norte, desde diciembre de 2019 se han reportado distintos avistamientos en la costa oeste, concretamente en el estado de Washington y en White Rock, Canadá. Y ahora, parece que la especie amenaza con extenderse por el territorio.

Según explicó el apicultor y entomólogo canadiense Conrad Berube al diario The New York Timesun enjambre de avispones asesinos lo atacó recientemente en Vancouver Island.

“Fue como si me clavaran chinchetas al rojo vivo en la piel”, explicó.

Cuando lo persiguieron era de noche. Berube estaba preocupado por el riesgo que las vespas suponían para sus abejas, así que decidió destruirlas. Se acercó a la colmena para eliminarla, pero el ruido del cepillo que cargaba y la luz de la linterna despertaron a los avispones.

A pesar de que se había protegido con su traje de apicultor y se había puesto además unos pantalones de chándal, unos pantalones cortos y férulas en los tobillos y en las muñecas, las vespas lo picaron siete veces, logrando penetrar las capas de ropa y llegar hasta la piel. Hoy, el apicultor canadiense tiene suerte de seguir con vida, ya que el veneno de este insecto contiene neurotoxina, y varias picaduras de su aguijón son letales para el ser humano. De acuerdo con los expertos, puede llegar a provocar un paro cardíaco y un shock anafiláctico.

Aún así, aquella noche Berube decidió correr el riesgo para defender los nidos de sus abejas. Y es que el avispón gigante asiático utiliza su mandíbula para decapitar de forma brutal a las productoras de miel. Aunque desechan la cabeza de su presa, conservan el cuerpo y se lo entregan como alimento a sus crías. Normalmente emprenden el ataque en grupo, y pueden destruir la colmena de sus víctimas en unas horas.

Encuentra la nota original en Infobae.

Articulos Relacionados

INTERMED se suma al llamado del gobierno de promover mejores prácticas y combatir la corrupción

Recientemente el gobierno federal señaló estar en pláticas con la industria para combatir la...

- 17 septiembre, 2020

Por: Zansmez

Querétaro reabren cines, teatros, museos y deportivos pese a COVID-19

01 septiembre.- Tras más de cinco meses de permanecer cerrados, este martes en Querétaro...

- 1 septiembre, 2020

Por: Redacción

Vacuna contra covid hecha en Querétaro aplicará pruebas en animales

31 agosto.- Vacuna contra covid hecha en Querétaro aplicará pruebas en animales. La Universidad...

- 31 agosto, 2020

Por: Redacción