Querétaro juzga nuevamente el maltrato animal por caso de Max y Julio

El maltrato animal empieza a ser castigado con mayor severidad.
Querétaro juzga nuevamente el maltrato animal por caso de Max y Julio

En Querétaro tendrá lugar un segundo juicio penal por maltrato animal, ahora por el caso de los peritos Max y Julio, que en 2022 fueron atropellados por el conductor de un camión.

El caso ocurrió a las afueras del domicilio de los canes en la colonia Las Américas en la capital queretana.

La audiencia intermedia tuvo lugar el pasado lunes 05 de junio y en la misma se dictaminó que el juicio se llevará a cabo en contra del agresor.

De acuerdo con Mónica Huerta, abogada de la dueña de Julio y Max, la fecha para la primera audiencia de juicio en contra del responsable de este caso de maltrato animal, se conocerá en una semana aproximadamente.

Cabe mencionar que, la audiencia intermedia ocurrió luego de meses de retraso.

¿Qué ocurrió con Max y Julio?

En 2022, a través de redes sociales fue difundido un video en el que se ve cómo el conductor de un camión torton cambia su trayectoria para impactar a varios perritos, mientras jugaban afuera de su domicilio con otros canes más.

Las imágenes muestran también que el camión les pasó por encima a Julio y Max, en un claro caso de maltrato animal, y les quito la vida, mientras que dejó lastimadas a dos perritas más.

La indignación de la población fue la que hizo que las autoridades se movilizaran hasta dar con la identidad del responsable, quien hoy se enfrentará al segundo juicio penal de este tipo en el país.

Mónica Huerta, quien es abogada animalista en el estado, informó que hasta el momento, el inculpado ha hecho uso de su derecho a guardar silencio, por lo que no ha intentado justificar su actuar de aquel 24 de marzo del año pasado.

Caso de Athos y Tango, el primero en el estado

El primer juicio penal en contra de un agresor de animales fue el de Athos y Tango, y agresor de Balam, perros de rescate de la Cruz Roja Mexicana, los cuales fueron envenenados con salchichas.

Aquella situación de maltrato animal derivó en una sanción de 10.6 años de prisión y una multa por más de 2 millones de pesos.

Este segundo juicio buscan obtener una sanción similar a la que se tuvo por el caso de Athos y Tango, por lo que el agresor, de nombre Adolfo «N», podría pasar más de 10 años en prisión.

 

perrita_quedo_colgada.png

Se suma un caso más 

Y mientras ocurre el segundo juicio por maltrato animal en Querétaro, en redes sociales, animalistas denunciaron el caso de una perrita que perdió la vida, luego de ser colgada de una azotea, en un domicilio también de la capital de Querétaro.

Fue el pasado 27 de mayo pasado, que una activista hizo público en Facebook el caso de maltrato; de acuerdo con la denuncia, los dueños vieron que la perrita estaba colgando pero nada hicieron para auxiliarla o ponerla a salvo.

La publicación desató indignación entre los usuarios, quienes piden justicia ante el maltrato del que la perrita fue víctima y que le costó la vida.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La disyuntiva con los perros callejeros

Se desató la «pugmanía» en Querétaro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado