La base aérea de Santa Lucía pudiera ser reubicada en Querétaro

30

octubre

Autor: Redacción

La base aérea de Santa Lucía, perteneciente a las Fuerzas Armadas, pudiera ser reubicada al estado de Querétaro luego de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunciara la ampliación de la misma, la cancelación del proyecto de Texcoco y la habilitación de la terminal de Toluca.

El gobernador queretano, Francisco Domínguez Servién, dijo contar con un decreto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que le ordena entregar 46 hectáreas del Aeropuerto Internacional de Querétaro a la rama del aire de las Fuerzas Armadas de México, lo que incluso ya le fue comunicado al próximo presidente electo y a Alfonso Romo, quien se perfila como jefe de la oficina presidencial.

“Por lo que hay entre nos, se iría a Querétaro con unos dos aviones y el presidente electo me preguntó si hubiera la capacidad de que el aeropuerto de Querétaro recibiría toda la carga que llega al aeropuerto de la Ciudad de México. Ya nos pidieron planos de las capacidades (…), las mandamos el fin de semana y vamos a ver qué pasa en los siguientes días”, detalló en entrevista previa a la Cumbre Nacional de la Industria Automotriz.

En el evento celebrado en Aguascalientes, Francisco Domínguez aceptó que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) de López Obrador puso “nerviosos” a los mercados, lo que derivó en una depreciación del peso frente a la moneda estadounidense.

Sin embargo, consideró que “el país es mucho más grande que estar hablando de un aeropuerto” y que la decisión fue tomada por el mandatario que ganó por amplio margen de ventaja.

“Todo el país está metido en el aeropuerto (…) pero no se detiene, de no estar hablando de temas de seguridad, educación, empleos; ya se tomó la decisión y todo mundo debe asumir su responsabilidad para la estabilidad del país”, añadió a los medios locales.

Domínguez Servién consideró necesario que la administración entrante aplique una auditoría al NAICM, con el fin de detectar posibles irregularidades en el manejo de los recursos públicos.

Descartó que lo dicho por Enrique Peña Nieto acerca de dar continuidad a las obras en Texcoco se interprete como un juego de fuerzas entre las administraciones entrante y saliente, pues lo que se tiene contratado debe seguir adelante, de lo contrario las demandas se vendrían sobre la actual.

A Andrés Manuel lópez Obrador corresponderá ponerse de acuerdo con los constructores para la cancelación de los contratos, garantizando que no pierdan el dinero invertido, así como el destino de los recursos de las financieras.

 

Encuentra la nota original en La Jornada.

Articulos Relacionados

Refrenda STE respaldo a construcción de nuevo modelo educativo

Con información original de Excélsior Ciudad de México, 13 Diciembre.- El Sindicato de Trabajadores...

- 13 diciembre, 2018

Por: Zansmez

Presunto sicario de 17 años en Sonora es detenido

Con información original de Excélsior Ciudad de México, 13 Diciembre.-Agentes de la Policía Municipal...

- 13 diciembre, 2018

Por: Zansmez

Google permite visitar en línea colección de museo incendiado en Brasil

13 diciembre.- Luego del incendio que azotó el Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro...

- 13 diciembre, 2018

Por: Redacción