Ventajas y desventajas de viajar desde el Aeropuerto de Querétaro

Aeropuerto de Querétaro
Ventajas y desventajas de viajar desde el Aeropuerto de Querétaro

Yo confieso: me encanta viajar desde el aeropuerto de Querétaro. Muchos creen que es limitante, pero yo creo que es comodísimo. Considero que tiene muchas ventajas, aunque, claro está, también tiene sus desventajas.

¿Por qué me gusta salir de Querétaro? Se siente inmediato, como un atajo. Más que nada porque está 1.) CERCA; no importa en qué parte de la ciudad vivas, ni la hora del día, no tardarás más de una hora en llegar al aeropuerto. Cuando hay que ir a la Ciudad de México a tomar el vuelo, pareciera que se le suman muchas horas al viaje, además de que en la carretera México-Querétaro siempre existe la –estresante– posibilidad de hacer muchas más horas de camino a causa del tráfico, un accidente o de obras, por lo que tienes que calcular varias horas “de colchón” previas a la salida de tu vuelo para no perderlo.

Qué sensación más deliciosa la de llegar corriendo al aeropuerto y constatar que tu mostrador no-tiene-fila. Así es en el aeropuerto de Querétaro, que casi siempre está 2.) VACÍO. No recuerdo haber hecho una fila de más de tres, cuatro personas; sin importar la aerolínea, el día de la semana o la hora. Sobra decir que el aeropuerto de CDMX siempre tiene muchísima gente, y el de Silao, muy pocas opciones.

Por último, es muy cómodo que esté todo en un área. Al ser 3.) PEQUEÑO, no hay que desplazarse largas distancias, ni cambiar de terminales. Es fácil saber a dónde vas y cómo llegar a la sala. Nada te congela más la sangre que la Terminal 2 del aeropuerto de CDMX en una madrugada lluviosa. Y, ¿cómo no mencionarlo? El Aeropuerto de Querétaro ya tiene su propio Starbucks, que, según yo es parte crucial para iniciar un viaje.

Aunque también hay que aceptar que el AIQ tiene varias áreas de oportunidad también. Principalmente, y la más obvia, es que a veces es mucho más A.) CARO viajar desde aquí. Hemos encontrado vuelos hasta al doble (incluso más) de precio que saliendo de MEX. Y muchísimas veces con una escala en un lugar absurdo como la Ciudad de México.

La causa es, probablemente, que en Querétaro hay una B.) OFERTA LIMITADA de vuelos, de aerolíneas y de destinos. Nuestro aeropuerto no tiene forma de competir en esto con los de las ciudades grandes, como CDMX, Guadalajara o Monterrey. Incluso Puerto Vallarta. Por lo mismo, es complicado a veces cuadrar los vuelos que necesitas con los horarios de las escalas, y terminas en escalas demasiado largas que, otra vez, alargan mucho el trayecto.

Finalmente, y para mí lo menos relevante, es que, al ser un aeropuerto tan pequeño, hay muy C.) POCA VARIEDAD en cuanto a restaurantes y tiendas. Esto se vuelve un problema cuando tienes que pasar mucho tiempo ahí, lo cual sucede únicamente si hay algún retraso en su vuelo, ya que al ser tan pequeño y estar vacío, no hay necesidad de llegar con tantísimo tiempo de anticipación.

Así que, en resumidas cuentas, el AIQ sí es un aeropuerto a considerar cuando estamos planeando viajar. No lo descartemos de entrada, porque conforme sea más y más utilizado, más crecerá en oferta y mejorará sus precios. Aunque he de confesar que no quisiera que crezca tanto… Porque correría el riesgo de convertirse en uno más del montón.

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado