Querétaro marca precedente en cobro de impuestos ecológicos

Se habla de que los impuestos ecológicos en Querétaro serían los más altos del mundo.
Querétaro marca precedente en cobro de impuestos ecológicos

Mientras que las inversiones extranjeras siguen arribando a Querétaro, y cada vez más empresas deciden asentarse o incrementar su presencia en la entidad, ya se habla de potenciales efectos negativos que podrían acarrear el pago de impuestos ecológicos.

Estos últimos fueron aprobados en diciembre del año pasado por el Congreso local. 

De tal forma que, de acuerdo con la Ley de Ingresos para el Estado de Querétaro que se aprobó, los cambios tenían vigencia a partir de 2022, y correspondían al menos a tres impuestos.

La tasa más alta del mundo 

Ante ello, se avisó a las empresas que en este año se debían pagar $538.83 pesos por cada tonelada de gases contaminantes, lo cual prácticamente no se hizo, pero se debe llevar a cabo. 

A raíz de esto, la opinión pública ha planteado que dicho impuesto es el doble de lo que cobran países como Dinamarca o Suiza en el mismo rubro, colocándose como uno de los más altos del mundo.

Además, a nivel nacional, según los expertos, también representarían la tasa más alta, por lo que serían poco competitivos. 

No obstante, a pesar de esto las inversiones siguen fluyendo, toda vez que Querétaro yace junto a todo el Bajío mexicano como un punto nodal para el arribo de empresas globales. 

Al respecto, las autoridades queretanas han precisado que el cobro de impuestos ecológicos obedece a la salvaguarda del medio ambiente.

Si bien las empresas están trayendo consigo miles de empleos a suelo mexicano, también provocan una alteración ambiental, sobre todo con afectaciones al aire, agua y suelo. 

Mauricio Kuri habló al respecto  

Desde que se levantó la polémica por el cobro de impuestos ecológicos que deberán pagarse en 2023, el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri González señaló que estos no son recaudatorios.

Detalló que, por el contrario, tienen como finalidad que se evite contaminar el medio ambiente. 

Kuri estableció que, durante sus giras de trabajo, así como reuniones con el sector empresarial, se ha dado a conocer a las compañías interesadas en invertir en la entidad que, existe una estrategia del gobierno local por reducir las emisiones de contaminantes. 

Asimismo, el mandatario estatal subrayó que su estado no es el primero que cobra este tipo de impuestos, ni el único que lo ha hecho con dichas tarifas.

Desde hace 20 años se cobran impuestos ecológicos en otras latitudes, los cuales han ayudado a disminuir las emisiones de gases contaminantes. 

Además, secundó las palabras del titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio Del Prete Tercero.

Este último dijo que lo importante es decirles a las empresas que existe un mecanismo de compensación y una estrategia de cara al 2030, porque a lo mejor en otros estados la cuota por emisión es más baja, pero no están buscando fomentar el bajar emisiones. 

Las autoridades queretanas confían en que además de beneficiar al medio ambiente y contribuir al crecimiento económico de la entidad, no existe el riesgo de que se afecten futuras inversiones, tal como se ha reflejado en la reciente gira por Canadá. 

Lagunas legales e inconformidad 

Pese a los argumentos establecidos por el gobierno estatal de Querétaro, algunas voces apuntan a que el cobro de impuestos ecológicos, los cuales fueron aprobados por los legisladores queretanos, tiene varios huecos o lagunas legales muy importantes. 

El primero de estos yace en el cómo podrá cobrar el gobierno de Kuri los impuestos, dado que a pesar de que se cuenta cada mes con los reportes de emisiones de las empresas, el pago sería anual; a lo que se suma que el cobro debió llevarse a cabo desde este año, pero que al parecer se hará hasta 2023. 

Asimismo, se habla que la medida afecta a diversos sectores económicos y que afectaría desde paraestatales como Petróleos Mexicanos (PEMEX) o la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hasta empresas del sector agroindustrial, construcción, metalmecánico, logística y transporte. 

El sector privado apunta a que al menos 1,500 empresas grandes y medianas serían afectadas, y se frenarían cerca de 100 proyectos próximos a cerrarse en 2023.

También habrá beneficios fiscales 

No obstante, para equilibrar este escenario, la propia SEDESU ha establecido que a la par de estos impuestos ecológicos, el gobierno queretano dará a conocer las bases, mecanismos y esquemas relacionados a compensaciones y devoluciones de impuestos, que más adelante serán definidos. 

De modo que, ante la polarización generada por la aprobación de dicha medida, solo resta esperar a conocer cuál será el resultado que acabe reflejándose, sí en realidad se beneficiará al medio ambiente o, por el contrario, se cortará el flujo de inversiones que están llegando a Querétaro. 

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado