Graban en bosque a oso negro en límites con Querétaro

Graban en bosque a oso negro en límites con Querétaro

El fotógrafo queretano de vida silvestre, Roberto Pedraza Ruiz, registró un ejemplar de oso negro dentro de las inmediaciones de una zona protegida dentro de la región de la Sierra Gorda.

En el municipio de Xilitla, municipio de San Luis Potosí, se registró, por quinta ocasión, un ejemplar en un bosque protegido entre el Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP con el ejido local. Cuenta con apoyo de la organización internacional World Land Trust, cuya presencia en esta región del país es poco común.

«Feliz como lombriz. Registrar de nuevo a un oso en un bosque que protegemos en alianza con el Ejido local gracias al apoyo del World Land Trust emociona. Asilvestrar territorios contra el cambio climático y la ola de extinción me llena», escribió en su cuenta personal de Facebook.

El también jefe del programa de tierra silvestre del Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP, indicó que este hallazgo se hizo en la parte alta de la Sierra en Xilitla. Ahí detectaron que las cámaras-trampa que colocaron desde hacía cuatro meses se encontraban movidas.

«Nos encontramos excreta fresca que nos llamó la atención y dos cámaras volteadas. Ya casi seguros estábamos que era un oso. Es el quinto registro de oso que tenemos en esta montaña. Un oso no respeta límites políticos. Fue a tres kilómetros del límite estatal con Querétaro. Es el mismo bosque», indicó.

Añadió que, como satisfacción adicional, se tiene un proyecto con ejidos en Xilitla para la protección de tres mil hectáreas de bosques templados junto a World Land Trust, quienes otorgan pagos a los ejidatarios para evitar utilicen esta zona para fines comerciales.

«Estamos muy contentos por estos pagos a cambio de no sacar madera ni hacer milpas, pues el bosque se conserva y se asegura la producción de servicios ambientales. De hecho, en otras puestas, hemos tenido el registro de jaguares, pumas, entre otros, se ven los resultados de este trabajo», mencionó.

Finalmente, dijo que los ejidatarios se encuentran contentos por la presencia de osos dentro de sus terrenos. Agregó que el primer registro de osos fue en 2018, dos registros en 2019 y uno en 2020. Y «ahorita pues muy felices de tener otro registro».

Noticias Relacionadas

Destacadas

No posts found!

Lo mas comentado